• Trabaja con Nosotros

    • Contáctanos

    RECONOCER Y MANEJAR LA DEPRESIÓN CUANDO SE TIENE UNA ENFERMEDAD CRÓNICA

    Por John Gillespie - Este artículo fue publicado originalmente en Get Healthy Stay Healthy.

    Todos escuchamos mucho sobre el estrés en estos días. Y probablemente también todos nos sentimos “estresados” de vez en cuando. Pero, ¿cuándo se convierte el estrés en un problema de salud más grave? El Instituto Nacional de Salud Mental define el estrés como la respuesta del cuerpo a cualquier demanda y normalmente se describe como una sensación de estar abrumado, ansioso o agotado.

    Muchas cosas pueden desencadenar estrés, incluyendo las que son negativas o positivas, reales o imaginarias. Y no todo el estrés es dañino: el estrés ayuda a nuestro cuerpo a reaccionar y a moverse para evitar el peligro, como un autobús que se acerca en dirección contraria. A esto lo llamamos la “respuesta de lucha o huida” del cuerpo. Es cuando los niveles de estrés se mantienen altos, ya sea por las presiones diarias que no se controlan o por la exposición repetida a un evento o eventos estresantes, que pueden  generar problemas de salud. Este tipo de estrés, conocido como estrés crónico, es más constante y tiene una duración bastante prolongada. Vivir con estrés crónico puede aumentar el riesgo de obesidad, presión arterial alta, enfermedades cardíacas y problemas digestivos. También se asocia con un sistema inmunitario debilitado, puede llevar a depresión y causar problemas de fertilidad y memoria.

    Entonces, ¿cómo sabe si puede estar sufriendo de estrés crónico? Existen algunos síntomas físicos, como dolores de cabeza, heces semilíquidas o diarreicas y problemas para dormir. Otros signos incluyen sentirse tan abrumado que no puede hacer nada, o sentir que el estrés está interfiriendo con sus actividades diarias. Asegúrese de conversar con su médico sobre estos y otros síntomas nuevos, ya que podrían ser signos de una enfermedad diferente. Es importante no automedicarse con sustancias como la nicotina o el exceso de alcohol, ni participar en otros comportamientos perjudiciales. Algunas personas recurren al tabaco, al consumo excesivo de alcohol, a comer en exceso o a otras conductas poco saludables para aliviar momentáneamente el estrés, pero los efectos a corto y largo plazo de estas conductas pueden, en realidad, poner en peligro aún más su bienestar físico y emocional.

    Lo que es importante saber es que hay cosas que puedes hacer para empezar a combatir el estrés. Tres pasos a considerar:

    Comience a establecer límites. Una de las cosas que enseño a mis pacientes es a establecer límites y aprender a decir no. No se puede hacer todo o asumir todo, así que es importante decir lo que se piensa cuando se tienen demasiadas cosas en la cabeza.

    Reserve tiempo para usted. Encuentre una actividad que le guste y que sepa que le ayuda a relajarse. Por ejemplo, es posible que quiera realizar ejercicios o practicar la meditación. Pasar tiempo lejos de lo que le causa estrés puede ayudarle a reorganizarse y retomar fuerzas.

    Encuentre apoyo y consiga ayuda. Intente conversar con un ser querido sobre cómo se siente. También puede buscar ayuda profesional, especialmente si el apoyo de sus amigos y familiares no es suficiente. Un terapeuta puede ayudarle a reconocer la fuente (o fuentes) de su estrés y luego ofrecerle sugerencias para reducirlo.

    Si puedes dar estos pequeños pasos, estará en la dirección correcta para comenzar a minimizar el estrés, con la esperanza de evitar o manejar el estrés crónico.

    Dr. John A. Gillespie, Director Médico de Pfizer, es un psiquiatra que ejerce en Nueva York, NY
    Visite ‘Get Healthy Stay Healthy’ para obtener más información sobre Su Salud.
    https://www.pfizer.com/news/featured_stories/featured_stories_detail/
    ​​​​​​​how_to_recognize_chronic_stress

    • ANTIINFECTIVOS

    • ARTRITIS PSORIÁSICA

    • ARTRITIS REUMATOIDE

    • COLITIS ULCEROSA

    • DERMATITIS ATÓPICA

    • ENFERMEDADES POCO FRECUENTES

    • ONCOLOGÍA

    • SALUD MENTAL

    • VACUNAS

    TU SALUD Antiinfectivos Artritis Reumatoide Artritis Psoriásica Colitis Ulcerosa Dermatitis Atópica Enfermedades Poco Frecuentes Oncología NUESTRA CIENCIA Covid-19 Estudios Clínicos Información Médica NUESTRO PROPÓSITO Acerca De Nosotros Nuestros Valores Nuestra Historia NUESTROS PACIENTES​​​​​ NUESTRAS NOTICIAS Archivos de notas de prensa Kits De Prensa Premios Y Reconocimientos Contactos de prensa